29 noviembre 2011

¿¡Ha upei!?

Una vez más, el problema es el "Bicentenerio". Ahora son los festejos de cierre del año, y la venida del grupo Il Divo para esto. El altísimo costo que implica traerlos. Y más aún, que sea Itaipú quien pague. ¡Oh, no! ¡Dios mio! Que terrible, que manera de gastar la plata cuando hay tanta pobreza en el país. Muchxs se llenan la boca con expresiones como estas. 
¿¡Ha upei!? Tantas pero tantas cosas indignantes y escalofriantes pasan día a día en nuestros país, y nadie quiere mover su trasero del sofá o de la silla para salir a la calle a protestar, a reclamar, a exigir. A muchxs les cuesta llamar a quejarse al servicio de atención a los consumidores, a muchxs les cuesta reclamar públicamente cuando no se respeta una fila. Pero ahora por el gasto para el cierre del Bicentenerio se escandalizan. Nambré na.
Gente, pongámonos las pilas y seamos un poco más serios.  Todo el año pasaron cosas para reclamar y últimamente ni que decir: el tema del presupuesto 2012, la suba de salarios a funcionarios y el recorte a programas sociales, la no aprobación de préstamos, créditos y hasta donaciones para la ejecución de proyectos de beneficio para la gente que menos o nada tienen, el tema del tránsito, de las obras viales. Ad infinitum. Yo estoy a favor de las protestas y los reclamos, y si los gastos del bicentenario están fuera de lugar, reclamemos, pero hagamos eso todo el año y con todas las demás grandes boludeces que hace o deja de hacer  la gente que supuestamente nos representa y trabaja para el pueblo.

Esta imagen fue tomada en Santa Rita, Dpto. de Misiones, en abril del 2011. Es una escuela que no tiene edificio, es una escuela que funciona en una pequeña casa prestada solidariamente por un vecino. En el corredor interno de la casa, dan clases estos niños y niñas, con calor, frío o lluvia ¿y si protestamos por esto?

Esta es una imagen tomada en San Roque González, Dpto. de Paraguarí, también en abril de este año. Las paredes de la escuela tienen este tipo de grietas e innumerables goteras ¿Y si protestamos por esto?

A mover entonces, cuerpo y mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario